jueves, 27 de noviembre de 2014

Oro líquido. Propiedades de la miel


La miel puede ser mi producto natural favorito, pues no dudo en utilizarla asiduamente y procuro que nunca falte en mi casa. Además de deliciosa, su uso cosmético es ampliamente conocido.
Mi piel como he dicho varias veces es mixta pero tirando a seca, y esto hace que a veces sufra de descamaciones e incluso eczemas en la piel, y con la llegada del frío y el uso de la calefacción tiende a deshidratarse fácilmente. Por ello la miel es mi gran aliada, la que me ayuda a combatir esos signos de sequedad durante todo el año.




Poneros cómodo, ¿Os quedáis a conocer sus amplias propiedades?


Son ampliamente conocidos los grandes beneficios que la miel aporta a la piel gracias a sus propiedades nutritivas, antiinflamatorias y bactericidas, además hidrata en profundidad e incluso tiene un gran poder cicatrizante.


Desde tiempos antiguos la miel ha sido utilizada en el tratamiento de heridas e incluso en quemaduras. Ya Hipócrates, alabó sus poderes terapéuticos y la utilizó para curar afecciones de la piel, úlceras, aliviar el dolor en general y alcanzar la longevidad, pues para él la miel aportaba frescor y juventud a la piel.


Numerosas culturas de tiempos atrás, entre los que se encuentran Egipcios o griegos, ya incluían este dorado tesoro en su rutina de belleza. Hoy día las empresas cosméticas son grandes conocedoras de sus propiedades y por ello son cada vez más las que lanzan líneas completas de productos centrados en la miel o en sus derivados. Cada vez son más los productos ricos en propóleos, jalea real, polen o miel, y es que su gran poder de hidratación y propiedades son ya un secreto a voces, y ha pasado a ser un ingrediente fetiche de las formulaciones.


La miel nutre la piel, la suaviza y actúa como un desinfectante natural, debido a ello puede ser usado sobre pieles acneicas ya que pueden verse beneficiadas de sus propiedades antibacterianas y antisépticas. Además humecta y proporciona elasticidad, previene las arrugas y disminuye la sequedad de la piel. Es el humectante natural por excelencia.

Entre sus propiedades más destacadas encontramos:

  •  Rica en minerales, vitaminas y ceras, además de propiedades antioxidantes que protegen contra los daños externos
  •  Gran poder cicatrizante
  • Tiene propiedades antibióticas y antisépticas, ideal para pieles acneicas.
  • Propiedades antiinflamatorias
  • Es un buen regenerador de la piel
  •  Potente humectante natural de la piel, que hidrata las pieles secas debido a agresiones externas y ayuda a prevenir las temidas arrugas.
  • Buen limpiador de la piel 
  • Puede ser utilizada en las pieles más sensible.
  • Aclara el tono de la piel, lo unifica y mejora la textura de la piel suavizándola e iluminándola.

Los usos de la miel son muy amplios pero quizás su mayor uso es como mascarilla, pura o junto a otros ingredientes para diferentes finalidades.

Personalmente en el tema de mascarillas y exfoliantes me gusta ir a lo natural, tan natural que me gusta hacerlas yo misma, así sé perfectamente  que me estoy poniendo sobre el rostro y combino diferentes  ingredientes según las necesidades de la piel o el tipo de mascarilla que quiero en ese momento. Con esto no digo que nunca haya usado o comprado alguna mascarilla o exfoliante, pero realmente prefiero hacerlos yo misma, y la miel es uno de mis fetiches a la hora de crearlas. Por ellos hoy le dedico una entrada completa a este delicioso y natural producto.

Vamos a conocer los usos cosméticos de la miel:

MASCARILLA DE MIEL PURA

A mí personalmente me gusta usarla pura, sin más, para beneficiarme de su alto poder hidratante. Aplico una generosa capa sobre la piel limpia y la dejo unos 30-45min para que sus propiedades penetren y actúen en la piel (No olvidarse de poner una toalla ya que la miel resbala por la piel y puede gotear). Posteriormente la retiramos con agua tibia, nuestra piel lucirá hidratada, fresca y tonificada.

EXFOLIANTE NATURAL

Igualmente no dudo en utilizarla junto a otros ingredientes como el azúcar o la avena para hacer un suave exfoliante natural que elimina todas la células muertas y deja un piel fina y luminosa. De este modo también puede ser utilizado sobre el cuerpo para exfoliarlo.

LIMPIADORA Y ACLARANTE, pieles grasas

La mascarilla de miel junto a limón es ampliamente utilizada para limpiar la piel y como aclarante natural del tono, nuestra piel lucirá más uniforme. Es ideal para aquellas pieles más grasas, ya que ayuda a equilibrarlas. También las pieles más grasas se pueden ver beneficiadas de la mezcla con una clara de huevo.

PIELES SECAS Y DESHIDRATADAS
Asimismo la mezcla de miel y un huevo entero ayuda a humectar las pieles más secas y deshidratadas. 
ACONDICIONADOR DE LABIOS Y EXFOLIANTE


También es ideal para acondicionar los labios, aplicando una gruesa capa sobre ellos y dejándola actuar un rato conseguiremos unos labios jugosos y nutridos en profundidad. Aquí lo difícil es no comérsela.

Además sirve para eliminar los odiados pellejitos de los labios. Mezclándola con azúcar y si se quiere algunas gotas de aceite de oliva tendremos un potente exfoliante labial que dejará nuestros labios suaves, tersos y sin ningún pellejito, perfectos para esos labiales más secos y de texturas mates que destacan todos los defectos, ¡luciremos unos labios de 10!




BAÑO NUTRITIVO

También la puedes utilizar en tus baños calientes, añadiendo unas cucharadas al agua. A la vez de tomar un placentero y relajante baño, estaremos nutriendo y suavizando nuestra piel.

PIELES ACNEICAS Y GRANITOS
Aunque debido a su capacidad de hidratación parezca contraproducente, la miel es excelente para aquellas pieles acneicas por su poder cicatrizante, antibacteriano y antiséptico. Ayuda a controlar el acné, y cicatrizar esos molestos granitos. Aplícala pura unos 15-30 min, relájate, disfruta y además mejora tu piel.
Igualmente si tienes un granito y no has podido controlar la tentación de pellizcarlo, puedes aplicar una gota de miel sobre él y dejarlo actuar toda la noche cubierto con una gasa o tirita, de este modo sus propiedades antiinflamatorias, antisépticas y cicatrizantes ayudaran y aceleraran su curación.

CABELLO

 Las mieles no solo son útiles sobre la piel, además sirven para mantener un pelo sano y limpio, para lo cual puedes añadir una cucharada de miel a tu champú. 

También a modo de mascarilla prelavado es ideal sola o mezclándola con el aceite que más os guste, oliva, coco o aguacate, y aplicándola un rato e incluso horas antes de lavar nuestro cabello, lo nutrirá y le aportará suavidad y brillo.


Igualmente los cueros cabelludos más sensibles, con descamaciones, irritación, caspa o dermatitis se pueden ver beneficiados de las propiedades de la miel ya que ayuda a mitigar estos problemas dérmicos.

Hay que tener cuidado ya que la miel puede aclarar naturalmente el tono de nuestro cabello.

Como veis los usos de la miel son muy amplios y cualquier tipo de piel se puede ver beneficiada de sus propiedades. Lo único importante que hay que tener en cuenta es que no seas alérgico a la miel.

¿Conocías los usos cosméticos de la miel? ¿Sueles utilizar productos naturales en tu rutina?

viernes, 21 de noviembre de 2014

¡Pura seda! Silk Edition de Bourjois

Creo que os he dicho varias veces que Bourjois es una marca de gama media que me encanta. Muchos de sus productos me parecen de una excelente calidad para el precio que tienen. Os iré hablando poco a poco de los productos de la firma que más destacan para mí, pero hoy en esta entrada quiero mostraros uno que llegó a mi vida hace poco y que ya me ha robado el corazón.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Paleta Essential Mates de Make Up Revolution

¿A quién no le gusta darse un caprichito de vez en cuando? ¿y si encima lo hacemos de un modo que no dañe tanto a nuestro bolsillo? Suena bien ¿verdad?
Es lo que yo llamo potipicoteo, así saciamos nuestras ganas consumistas pero sin dejarnos un boquete en la cartera y en la economía, como pasa muchas veces. Y como de vez en cuando viene bien adquirir algo que no supere los 10€ pues aquí tenéis vuestra sección lowcost del blog, cosas que desde mi punto de vista están bien para el precio que tienen, cosas que merezcan la pena, o, como en otros casos, cosas que no merecerá tanto. Ya que por muy barato que sea, tampoco hay que comprar por comprar, porque muchas veces no merece la pena y lo barato sale caro.

martes, 11 de noviembre de 2014

Un producto todoterreno. Benetint de Benefit

¡Hola! ¡No me he olvidado de vosotr@s!
Parece que la entrada del frío no me ha sentado del todo bien, y además cuando creía que estaba ya recuperada, ¡recaí! Así que he estado un poco "ploff" hasta ahora, y aunque aún no estoy del todo bien ¡vuelvo con fuerzas renovadas!