jueves, 16 de octubre de 2014

Hágase la luz.. High Beam de Benefit.


Con él el amor surgió, pero poco a poco, como aquel que nace tras una larga relación de amistad.


Y es que el roce hace el cariño, como dice el refranero popular, y eso es más o menos lo que me ocurrió a mí con este producto. Ha ido ganándose un hueco en mi corazón, lentamente, sin prisa pero sin pausa. 

¡Hola! Tengo que decir que nunca he sido fan especial de los iluminadores, aunque me gustaban y me parecía precioso el efecto que dejaban. Admiraba esas pieles frescas y rebosantes de salud,  pero a la hora de la verdad yo casi nunca los utilizaba.


Y es que, hasta ahora, para mi eran de uso puntual, demasiado quizás. Realmente no les daba el lugar que se merecían, quedaban a la sombra del resto de productos que usaba asiduamente, y ellos en cambio esperaban hasta que se presentara la ocasión que yo consideraba adecuada.  Los relegaba al final del cajón esperando ese momento en el que poder desempolvarlos. Pues sí, así era yo, y no podía estar más equivocada, pues quedan preciosos en cualquier momento del día y toda ocasión.




Realmente esto también se debe a que antes siempre optaba por acabados muy mates y empolvados, de pieles amelocotonadas con aires retro; sigo siendo fan de éste acabado pero últimamente me he ido aficionando al muy demandado acabado glow. He ido aprendiendo que el acabado un poco más natural y luminoso no es malo, me ha costado, pero nunca es tarde. 

Poco a poco he ido descubriendo esa magia de los iluminadores. Y es que son capaces de crear en el rostro un halo casi celestial.



Mi primer iluminador, mi favorito y uno de los pocos que tengo es el High balm de Benefit, el cual llegó a mis manos hace ya muchísimo tiempo, y es del que vengo a hablaros hoy. Es un producto del que se ha hablado mucho por las redes, pero yo quiero aportar mi granito de arena para aquellas que aún no lo conozcan o busquen opiniones para decidirse,  otra opinión nunca está de más ¿verdad? 



Vamos a conocerlo más detalladamente.



~Envase~

Benefit nos tiene mal acostumbrada, y es que es difícil no enamorarse de sus productos y esa atmosfera Vintage que los rodea, yo solo por su estética ¡los quiero todos!. 
Hasta la cajita es bonita, y al abrirla encontramos un frasquito de cristal grueso, minimalista y precioso, con un tapón blanco que al desenroscar encontramos un aplicador en forma de brochita. A primera vista nos hace dudar de su verdadera finalidad, pues parece completamente un esmalte de uñas. 

Trae 13ml, muchísima cantidad ya que en cada uso usamos muy poco y doy fé de que dura una eternidad.






~Textura y color~

Es líquido, pero un poco denso, por tanto no resbala por la piel y esto hace que sea mucho más fácil y precisa su aplicación. 
Su color es rosa perlado, su tono oscila entre el rosa y el plateado.


Realmente el High Beam está indicado para pieles claras. Benefit ofreció su opción para las pieles más bronceadas, bautizado como Moon Beam, también de base rosada pero que vira hacia los tonos dorados, precioso igualmente. Muchas dicen que da un brillo más sútil que su hermano. 
También existe el Sun Beam pero éste da un efecto bronzer y no tiene ningún subtono, es simplemente dorado.




Pero aunque cada producto esté enfocado a una tonalidad de piel, yo considero que cualquiera  puede usarlos y que depende más del propio gusto de vosotras. Personalmente yo prefiero el High Beam.





 ** He intentado captar las diferentes tonalidades de este producto ya que dependiendo de la luz que le de dará un tornasol más rosado o plateado. Este efecto es dificil captar con el objetivo.
 
~Resultado~

Al difuminar como he dicho deja un halo rosado-plateado.

No tiene shimmer, no deja un acabado purpurinoso e ilumina el rostro de forma sutil y por tanto, en su justa medida, con él no corremos el riesgo de parecer una bola de discoteca


Al aplicarlo nuestras mejillas toman un aspecto muy saludable, parece que el brillo sale del interior de nuestra propia piel. Su textura hace que se integre a la perfección y el resultado es una piel joven y lozana, una piel fresca que desprende salud.

La duración también es excelente. 



Pero además, por si fuera poco, Benefit nos ofrece aún más usos para éste producto:
Podemos mezclar un poco con la crema hidratante o con la propia base de maquillaje o BBCream para darle un acabado más jugoso y fresco que hará que el rostro más apagado se ilumine.

Como veis son múltiples las posibilidades con éste producto, ¡todo es empezar a jugar con él!



~Aplicación~

Realmente sencilla, si bien al principio no sabes cómo aplicarlo con la práctica se hace muy fácil. Os voy a explicar cómo lo hago yo:

  • Siempre lo aplico sobre la base de maquillaje, BBcream o crema hidratante, es decir ANTES de poner productos en polvo.  
  • Ponemos 4 o 5 puntitos en la zona alta del pómulo y hacia el final de la ceja.
  • Difuminamos en círculos en sentido ascendente, bien con los dedos o con una brocha de pelo sintético, una mofeta pequeña es perfecta para éste fin (en mi caso uso la stippling  brush de Real Tecniques, la cual me encanta para difuminar productos en crema o líquidos).  
  • Por último podemos sellarlo con un polvo traslúcido que más os guste. 
Et voilà ! El rostro cobra vida.


También podemos iluminar el tabique nasal para alargarlo, hueso de la ceja para iluminar la mirada y levantar la ceja, o el  arco de cupido, incluso yo a veces si me he noto la mirada muy cansada pongo una minigota en el lagrimal y difumino hacia la ojera y revitaliza mucho la mirada; pero eso ya entra más a gusto del consumidor ;)



~Precio~

Aquí viene lo malo (desgraciadamente no todo iba a ser perfecto) y es que este producto ronda los 25-30€ más o menos, que aunque supone un desembolso de primeras realmente es un producto de calidad y que da buenos resultados. Además, aunque tenga fecha de caducidad, yo ni me acuerdo de hace cuanto lo compré y no me ha cambiado ni la textura, ni el olor, ni el resultado y no me ha producido reacción ninguna, por lo cual es una inversión a largo plazo. Puedo aseguraros que tenéis iluminador para rato.



~¿Lo recomiendo?

Si, si y sí. Si sois de usar iluminador éste para mí es un básico para tu tocador, ya que deja un acabado muy bonito y favorecedor además de lo versátil que es éste producto. También lo recomiendo para aquellas que se inician en este mundo y buscan un iluminador fácil de aplicar y todoterreno.



Yo por mi parte ya le he cogido el gustito a este tipo de productos y quiero probar algunos más en otras texturas como el Mary-Lou de the balm (que muchas veces he estado a punto de comprar y que aún no lo he hecho porque dudo con el nuevo Cindy-Lou) o los míticos Celestial powder de Kevyn Aucoin.


Y a tí, ¿te gustan este tipo de productos?

3 comentarios:

  1. Yo tampoco uso casi el iluminador, pero este de Benefit tiene buena pinta. Es tan chula la marca...Besos!

    ResponderEliminar
  2. Buscando y buscando..he llegado a tu blog.
    ¿Tu sabes la diferencia entre el lapiz high brow, el eye bright y este producto que justo muestras, el high beam?
    Tengo los tres desde hace tiempo, porque me los regalaron, y creo que los tres son bastante parecidos, no?
    Muchas gracias de antemano!

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Perdona la tardanza en contestar, pero se me había pasado este comentario... !
      El lápiz high brow sirve para iluminar el arco de la ceja, aplicándolo y difuminando.
      El eye bright es para la línea del agua del ojo, hace que se vea el ojo más abierto y despierto.
      Pero el high beam es un iluminador líquido, para aplicarlo en el alto pómulos y resaltarlos, tabique de la nariz, arco de cupido del labio y también en el arco de la ceja, e incluso para mezclar unas gotitas con tu base de maquillaje y darle luminosidad. Lo que hace es resaltar el volumen de la zona y dejarla luminosa.
      Espero haber respondido tu pregunta.
      Un beso!!

      Eliminar